Mindfulness,  Reflexiones

¿Por qué no hacen lo que les digo?

Cambia tú para que otr@s cambien

A menudo hablo con padres, con directores, responsables o coordinadores de algún grupo y todos se quejan de lo mismo: Por qué las personas que coordino no hacen lo que les digo que deben hacer?

Y es que el ser humano recibe la información , la pasa por un filtro y después entiende sólo lo que quiere entender, que en la mayoría de los casos es aquello que va en su beneficio, simplemente por supervivencia

Entonces, cómo lo consigo?

Lo primero que hay que asumir es que no existe una regla mágica para conseguir que otros hagan lo que tú quieres y lo segundo, que siempre habrá un porcentaje de personas que no lo van a hacer (pero eso ya lo hablaremos en otra entrada)

En mi larga trayectoria profesional, he tenido múltiples jefes y algun@s conseguían llegar mejor a las personas que otr@s, pero sin duda aquell@s que conseguían los  mejores resultados eran quienes dedicaban una parte de su tiempo a dar su enhorabuena personal por algo que habías realizado o simplemente a charlar un rato contigo.

Y eso ocurre porque tod@s tenemos las mismas necesidades de reconocimiento, un gesto de cariño hacia una persona consigue un beneficio insospechado,  al menos durante un tiempo.

La persona se siente totalmente implicada hacia la organización y es ahí cuando debes aprovechar para inculcar los objetivos a los que quieres llegar.

No tengo tiempo para esas cosas

Sin duda vivimos en la era del estrés, nos vemos obligados a hacer muchas cosas a la vez y eso nos pasa factura a nivel personal. Sin embargo, a veces no dedicamos nuestro tiempo a aquello que es verdaderamente importante:

Las organizaciones no necesitan personas que dediquen todo su tiempo a gestionar, necesitan personas que consigan que otros hagan aquello que es bueno para la organización y eso sólo se consigue con un poco de paciencia!!

Si lo mides en términos de inversión-resultado verás como el tiempo que dedicas a mostrar cariño a tu equipo es mucho más rentable que el tiempo que pierdes una y otra vez en insistirles para que hagan lo que tú quieres.

Conclusiones

Para ser más eficaz en tu vida, necesitas mejorar tus relaciones con aquellos que te rodean. Pero para conseguirlo, debes dedicar primero un tiempo a ti mism@: Debes empezar por cambiar tú para que otr@s cambien.

Así que planifica semanalmente espacios donde puedas disfrutar de un tiempo para cuidarte. En ese tiempo, la ciencia nos dice que hay dos cosas que te ayudarán :

1.Practicar deporte: porque aunque te parezca que está muy visto eso de que hay que hacer deporte, realmente las evidencias científicas indican que reduce los niveles de cortisol (generados por el estrés) y mejora las funciones ejecutivas del cerebro como son la toma de decisiones, la inhibición, la memoria de trabajo, la anticipación, la flexibilidad, etc.

2.Apuntarte a Mindfulness: Si, ya sé que somos muy pesadas con este tema, pero realmente genera grandes resultados. Cuando te sientas desbordad@ por una situación, podrás frenarte, calmarte y ofrecer la respuesta que quieras dar en cada momento y por consiguiente, ofrecer la mejor versión de ti mism@!!

¿Te atreves a probarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *